0%

Aumento de senos sin implantes de silicona


Aumento de senos sin implantes de silicona

Introducción

La transferencia de grasa a los senos pareciera ser una alternativa más natural que el aumento de senos con implantes de silicona. Los cirujanos plásticos alrededor del mundo están de acuerdo con que este método presenta menos complicaciones que los clásicos implantes de silicona. El riesgo de los implantes de silicona está asociado a las incisiones, la reacción del cuerpo a objetos foráneos, al igual que al hecho de que requiere de un período de recuperación más prolongado. Éstos son todos eliminados si optas por la transferencia de grasa a los senos porque el procedimiento es realizado con la propia grasa de la paciente. Incluso, las incisiones son mucho más pequeñas y el período de recuperación es más corto.

Por el otro lado, la proyección que podemos lograr con los implantes de silicona es más bien imposible de lograr con la transferencia de grasa a los senos, especialmente si la paciente tiene senos pequeños y el deseo de un aumento visible. Por lo tanto, todo depende del aspecto que valores más cuando se trata a un procedimiento de aumento de seno.

La grasa es extraída desde el abdomen o los muslos

Mientras que este procedimiento es más reciente que otros métodos de cirugía plástica, los cirujanos plásticos dicen que el número de pacientes que piden transferencia de grasa a los senos está en aumento año tras año. Sin embargo, hay un criterio de elegibilidad para la transferencia de grasa: la paciente debe tener un área donante en el cuerpo con exceso de grasa desde la cual el doctor pueda cosechar la grasa para la transferencia.

Esto también significa que la intervención requiere de dos etapas:

Durante la primera etapa, la grasa será cosechada desde áreas del cuerpo donde existe tejido adiposo. Una vez que la grasa es cosechada desde el área donante, será tratada y purificada. Sólo las mejores células de grasa serán elegibles para la transferencia.

Después, la grasa es transferida a los senos a través de varias inyecciones de grasa.

De acuerdo a la mayoría de los cirujanos, la grasa es usualmente extraída desde el área abdominal o desde el área de los muslos mediante una liposucción. Habiendo dicho esto, no podemos inyectar más de 200 ml de grasa por sesión para evitar la necrosis del tejido graso. Esto significa que si una paciente desea un aumento más impresionante de sus senos, ella necesitará someterse a varias transferencias de grasa en más de una sesión.

No hay cicatrices visibles en los senos

El método de aumento vía transferencia de grasa es usualmente realizado bajo anestesia general. Lo genial respecto a transferencia de grasa a los senos es que no deja cicatrices visibles en tus senos. Por ende, es menos traumático para la paciente. Las incisiones requeridas son aproximadamente de 4 o 5 mm y se pueden encontrar alrededor de áreas donantes donde la grasa es extraída.

¿Qué pasa si pierdes peso?

Tu cirujano plástico debería hacerte saber lo que puede ocurrir si pierdes peso después de la transferencia de grasa a los senos. Desafortunadamente, lo que usualmente ocurre es que los senos disminuyen, al igual que el resto de tu cuerpo. Además, este método no deja resultados permanentes. El tamaño de tus senos puede disminuir aproximadamente entre un 30 y 50% al cabo de los primeros dos años después de la transferencia de grasa. Esto se debe a que algo de la grasa será reabsorbida por el cuerpo después del procedimiento.

Como resultado, hay cirujanos plásticos que creen que éste no es un método apropiado para el aumento de senos. Esto también es porque consideran a la grasa como un depósito hormonal. Sienten que una vez que estas hormonas son depositadas en los senos, pueden estimular la formación de tumores de seno. Sin embargo, no hay investigaciones/estudios que demuestren esto, por lo que hasta ese momento, esto es pura especulación.

Por otro lado, una de las principales ventajas de la transferencia de grasa a los senos es el uso de células de grasa desde el cuerpo del paciente, lo que significa que no hay substancias foráneas que serán inyectadas en el cuerpo. No hay riesgo de que el cuerpo rechace la sustancia, lo que hace del aumento de senos algo muy natural y discreto.

Conclusión

Estos días, tenemos más opciones de cirugía plástica para el aumento de seno, y algunas de ellas no requieren del uso de implantes de silicona o de solución salina. El mejoramiento de senos a través del uso de tu propia grasa es posible y tiene una alta demanda estos días. En la actualidad, es un procedimiento realizado a menudo en todo el mundo. Lo que es genial es que el aumento de senos mediante la transferencia de grasa requiere de un período más corto de recuperación al igual que incisiones menos visibles en los senos.

Sin embargo, antes de que consideres una intervención de aumento de seno sin implantes de silicona, es importante tener en mente que deberás tener un área donante con exceso de tejido adiposo desde donde el cirujano plástico cosechará la grasa para ser transferida a los senos.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors