0%

Evitando complicaciones después de un aumento de glúteos con implantes


Evitando complicaciones después de un aumento de glúteos con implantes

Introducción

Hay una serie de posibles complicaciones que pueden ocurrir después del aumento de glúteos con implantes. Aunque la cirugía tiene el potencial de proporcionar resultados impresionantes, como todas las cirugías, viene con ventajas y desventajas. Los riesgos son definitivamente mucho más altos si un doctor inexperto y/o no certificado realiza la cirugía

Con eso en mente, éstas son las complicaciones comunes que pueden ocurrir después de la cirugía de implantes de glúteos: sangrado excesivo, riesgo de anestesia, posibles infecciones, seromas, lesión o daño del nervio que pueda afectar la sensibilidad del trasero, desplazamiento del implante y mala cicatrización. En cuanto a las complicaciones a largo plazo, estas incluyen atrofia de grasa, necrosis, asimetría de glúteos, contractura capsular, embolia, etc.

Cómo evitar las complicaciones

Lo bueno es que hay muchos pasos que un paciente puede tomar para evitar que ocurran complicaciones potenciales después de la cirugía. A continuación, se muestran algunas de las precauciones que puede tomar:

Seleccionar un cirujano plástico experto y calificado

Este es quizás el paso más importante y obvio para prevenir las complicaciones. No se trata sólo de elegir a un cirujano certificado y experto, también debería comprobar su experiencia. Entonces, ¿cómo determinar si el cirujano está calificado? Bueno, es bastante sencillo. Los cirujanos plásticos certificados ciertamente están bien informados sobre la cirugía estética, por lo cual son miembros de la Junta Americana de Cirujanos Plásticos. Como resultado, todo lo que usted tiene que hacer es verificar por internet previamente o simplemente pedirle ver su certificado. De la misma forma, también puede hacer su investigación para ver sus especialidades. Hoy en día, usted podrá encontrar testimonios de clientes o reseñas, así como también pruebas del trabajo del cirujano en línea, por lo tanto, esto le ayudará a tomar su decisión.

Los cirujanos plásticos certificados sabrán qué medidas tomar para mantenerlo a salvo de muchas complicaciones. Por ejemplo, él o ella puede usar cánulas de drenaje para prevenir un seroma y emplear técnicas de incisión especiales para evitar daños en los nervios o cambios o pérdida de sensibilidad de la piel. Otra cosa que un cirujano plástico experimentado y experto sabría es cómo minimizar la cicatrización y hacerla menos visible.

Además, complicaciones como la contractura capsular y la asimetría de glúteos son menos probables de ocurrir cuando un cirujano plástico certificado realiza la cirugía de implantes de glúteos. Cuando el cirujano tiene una experiencia significativa, suelen dominar las habilidades técnicas para completar exitosamente la cirugía, así como de asegurarse que sea estéticamente agradable. También tomarán en consideración sus metas, deseos y expectativas, y luego analizarán sus dimensiones de glúteos antes de recomendar opciones.

Compartir su historial de salud completo con el cirujano

Es impertinente para el éxito de su cirugía revelar todas las condiciones de salud y la información de medicamentos a su cirujano. Los pacientes que le ocultan cierta información al cirujano son muy probables sufrir complicaciones de salud después de la cirugía de implantes de glúteos. Así que, si usted está sufriendo de enfermedades graves, asegúrese de informarle a su cirujano, para que se puedan tomar las medidas de precaución necesarias durante y después del procedimiento.

Dicho esto, los pacientes que sufren de problemas de salud graves como enfermedades cardíacas, hipertensión, diabetes, un trastorno de sangre, enfermedades autoinmunes y problemas respiratorios están en mayor riesgo de tener complicaciones durante y después de la cirugía de implantes de glúteos. Por esta razón, se les recomienda comunicar sus problemas de salud con claridad al cirujano para que puedan determinar si la cirugía es o no es segura para usted. Recuerde, no vale la pena arriesgar su salud para verse bien, especialmente si podría ser mortal.

Dejar ciertos medicamentos y dejar de fumar

Como se mencionó anteriormente, debe informarle a su cirujano sobre el tipo de medicamentos que está tomando actualmente durante la consulta inicial. Estos son el tipo de medicamento que usted tiene que dejar de tomar semanas antes de la cirugía: aspirina, ibuprofeno, hierbas medicinales y suplementos.

En cuanto a los fumadores, debe dejar de fumar al menos un mes antes y después de la cirugía, ya que puede ocasionar complicaciones durante y después de la cirugía. La razón es que fumar afecta su ritmo cardíaco y los niveles de oxígeno en la sangre, lo cual podría ser peligroso durante la cirugía. Además, fumar aumenta el riesgo de formación de coágulos de sangre, ya que reduce los vasos sanguíneos. Por lo tanto, se recomienda dejar de fumar durante al menos 4 semanas antes y después de la cirugía.

Precauciones durante el periodo de recuperación

El paciente debe ser extremadamente cuidadoso inmediatamente después del procedimiento porque esto es crucial para su recuperación. Sin embargo, necesitan ser cuidadosos de todas formas hasta que se recuperen completamente, lo cual toma aproximadamente 6-8 semanas. Una de las complicaciones más serias que pueden ocurrir es desarrollar una infección en el sitio de incisión. Para poder evitar esto, su cirujano le recetará antibióticos después de la cirugía. Otro deber es mantener el área quirúrgica limpia.

Otra complicación común es un seroma, el cual es una acumulación de líquido en el sitio quirúrgico. Para poder evitar esto, su cirujano colocará cánulas de drenaje en las incisiones para drenar los líquidos que se puedan acumular de los vasos sanguíneos dañados.

Durante el periodo de recuperación, es muy importante para el paciente tomar mucho descanso y evitar colocar presión o fuerza en sus glúteos. En otras palabras, el paciente debe descansar y dormir en sus lados en vez de dormir boca arriba durante las primeras dos semanas. Esto les dará suficiente tiempo a los implantes para que se acomoden y suficiente tiempo a las incisiones para que sanen. Colocar presión en el trasero antes del periodo recomendado puede llevar a complicaciones como desplazamiento del implante y sangrado de las incisiones.

Y en cuanto para evitar los coágulos de sangre, el doctor le recomendará tomar caminatas lentas y cortas durante su periodo de recuperación. Esto también puede ayudar con el estreñimiento. Debe comenzar con esto inmediatamente después de la cirugía porque podría retrasar su curación. Sin embargo, asegúrese de no esforzarse mucho.

Por último, su cirujano plástico podría recomendarle usar prendas de compresión durante unos días o semanas después de la cirugía. Estas prendas no sólo aceleran el proceso de curación, sino que también lo mantiene a salvo de complicaciones potenciales. Por lo tanto, los pacientes deben seguir la recomendación del doctor y usar prendas de compresión hasta el periodo recomendado.

Conclusión

Como ya lo sabrá, el aumento de glúteos con implantes es una cirugía mayor, lo cual significa que implica una serie de riesgos y posibles complicaciones. Afortunadamente, hay medidas preventivas a tomar para evitar ciertas complicaciones, como infecciones, sangrado, seromas, desplazamiento de implante, necrosis, hematomas, etc. Pero la primera y mejor forma para evitar muchas de las complicaciones es escoger a un cirujano plástico certificado para realizar la cirugía. Adicional a esto, debe revelar toda la información importante relacionada con su historial de salud y medicamentos a su cirujano para que sepa qué hacer y qué evitar durante la cirugía.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors