0%

Los 5 beneficios principales de un aumento de senos con transferencia de grasa


Los 5 beneficios principales de un aumento de senos con transferencia de grasa

Introducción

A muchas mujeres les importa mucho por su aspecto físico, especialmente el tamaño de sus senos, lo cual ha sido comúnmente asociado con la sexualidad y la feminidad. Los senos pequeños, los senos excesivamente grandes y los senos asimétricos pueden afectar mucho la autoestima y la confianza, lo que puede tener un impacto debilitante y altamente negativo en la vida personal y profesional de la mujer y en su salud mental y emocional en general.

Aunque hay mujeres que solicitan un procedimiento de reducción de senos o levantamiento de senos, la intervención de senos más codiciada es, sin duda, la cirugía de aumento de senos. Aunque los implantes de silicona son el método tradicional de aumento de senos, no es necesariamente el procedimiento más solicitado por las mujeres, ya que un número de cirujanos plásticos también recomiendan métodos menos invasivos de aumento de senos, como la transferencia de grasa autóloga.

Una alternativa para lograr senos hermosos sin implantes de silicona

Sí, usted puede agregar forma y volumen a sus senos sin la necesidad de implantes, pero, la primera condición para ser elegible para el aumento de senos con transferencia de grasa es tener, por lo menos, un área donante. El área donante es un área o áreas de su cuerpo con exceso y depósitos de grasa no deseados. Esto significa que la intervención se realiza en dos etapas: la primera etapa implica la recolección de la grasa de las áreas donantes y la segunda es reinyectar la grasa purificada en los senos.

Durante la primera etapa del procedimiento, el cirujano plástico se centrará en la extracción de grasa del área o áreas donantes (generalmente el abdomen, flancos y muslos) a través de liposucción. Una vez que se recolecta la cantidad de grasa necesaria, pasa por un proceso de purificación que produce grasa pura, la cual luego se inyecta en los senos. Por lo general, el cirujano plástico no debe inyectar más de 200 ml de grasa pura en una sesión. El paciente que quiera senos más voluptuosos tendrá que repetir el procedimiento después de un período de tiempo determinado.

El aumento de senos con transferencia de grasa es prácticamente una intervención con menos cicatrices y se considera un procedimiento menos traumatizante para los senos en comparación con la cirugía de implantes de siliconas. Las únicas incisiones realizadas durante el procedimiento son aquellas en las áreas donantes y no tienen más de 4 mm de diámetro.

El aumento de senos usando la propia grasa del paciente es la solución ideal para corregir una ptosis de seno leve (flacidez del seno). Se ha demostrado claramente por anteriores procedimientos exitosos desde el 2009, que la transferencia de grasa puede mejorar y dar una forma de aspecto natural y volumen a los senos, así como ofrecer un leve efecto de levantamiento en los senos. También es una alternativa más segura a los implantes de silicona ya que elimina los riesgos y complicaciones normalmente asociados con los implantes de silicona.

Los beneficios del aumento de senos con transferencia de grasa autóloga

1. La principal ventaja del procedimiento es el uso de células vivas de su propio cuerpo. Durante esta intervención, no estamos inyectando sustancias extrañas en el cuerpo ni colocando implantes de silicona. Por lo tanto, no hay riesgo de que el cuerpo rechace sus propias grasas o de tener una reacción alérgica a ella.

2. El aumento de los senos luce natural y casi sin cicatrices.

3. No hay incisiones en los senos; las únicas marcas que quedan son de pequeñas incisiones de la liposucción en las áreas donantes.

4. Los resultados del procedimiento pueden ser fácilmente mantenidos por mucho tiempo si usted mantiene un peso estable y un estilo de vida saludable.

5. ¡Es un resultado muy beneficioso! Usted obtiene senos más grandes y mejor formados combinado con una silueta más delgada resultante de la eliminación del exceso de grasas en las áreas donantes.

En pocas palabras, al optar por la transferencia de grasa a los senos, obtiene la ventaja adicional de eliminar los depósitos de grasa no deseados en su cuerpo. Algunos cirujanos plásticos eligen fijar el precio de la intervención basándose en el número de áreas donantes. Personalmente, no creo que este sea un plan viable, ya que elimina el propósito. Para poder realizar el aumento, se requiere grasa. Es responsabilidad del cirujano usar las áreas con suficientes depósitos de grasa para poder recolectar la cantidad de grasa necesaria para dar a los senos su forma y volumen deseados.

El cirujano plástico no eliminará grasas de la barbilla o pantorrillas o de los brazos con liposucción. Si estas áreas tienen imperfecciones estéticas, habrá que tratarlas por separado ya que ciertamente no podrán proporcionar la suficiente cantidad de grasa necesaria para transferirla a los senos

Esta intervención de cirugía plástica se puede utilizar para aumentar el tamaño de los senos, para corregir defectos o imperfecciones de los senos, y para mejorar el contorno y aspecto del seno después de la eliminación parcial del tejido mamario o lumpectomía.

Tenga en cuenta que el procedimiento no puede aumentar el seno en más de una talla en una sola sesión. Además, los resultados de la intervención dependen de la cantidad de grasa disponible para usar en la transferencia de grasa.

Desventajas del aumento de senos con transferencia de grasa

Las principales preocupaciones asociadas con la transferencia de grasa a los senos son básicamente la baja tasa de supervivencia de células de grasa transferidas, que también son frecuentemente reabsorbidas por el cuerpo con el tiempo, y los riesgos de calcificación, formación de quistes y cicatrización dentro del tejido mamario.

Conclusión

No hay duda de que la cirugía de implantes de silicona siempre ofrece resultados impresionantes para todos los tipos de pacientes. La creciente popularidad y el interés en el aumento de senos también ha llevado al desarrollo de nuevas técnicas menos invasivas que todavía son capaces de proporcionar una forma estéticamente agradable y volumen a los senos.

La transferencia de grasa a los senos es un procedimiento de cirugía plástica relativamente nuevo diseñado para agregar volumen y forma con menos cicatrices y un período de recuperación más corto. No se pueden inyectar más de 200 ml de grasa purificada durante una sesión. Los pacientes buscando una mejora más inmediata e impresionante pueden optar por implantes de senos o repetir el procedimiento de transferencia de grasa autóloga varias veces.

El aumento de senos con transferencia de grasa viene sin los riesgos y posibles complicaciones normalmente asociadas con la cirugía de implante de senos. Durante el procedimiento, el cirujano plástico sólo utiliza la propia grasa del paciente para aumentar el tamaño de los senos. Debido a que no se introducen objetos o sustancias extrañas en el cuerpo, no hay riesgo de rechazo o reacción adversa del cuerpo.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors