0%

Opciones quirúrgicas para la macromastia y gigantomastia


Opciones quirúrgicas para la macromastia y gigantomastia

La Macromastia y gigantomastia son condiciones raras en las mujeres caracterizadas por el crecimiento anormal de los senos. Esto crea un dolor y malestar significativo como dolor de senos, dolor de espalda, dolor de cuello, ulceración e infección, problemas de postura e incluso pérdida de la sensación del pezón debido a la lesión del nervio. Aparte de la incomodidad física, tener senos excesivamente grandes puede ser emocional y psicológicamente angustiante para muchas mujeres. Puede llevar a una mala imagen personal y disminución de la autoestima, lo cual afecta la calidad de vida.

Dado los numerosos problemas asociados con senos excesivamente grandes, se deduce que las mujeres con esta rara condición les gustarían disminuir el tamaño de sus senos para ajustarse a sus proporciones corporales y hacer que se vean mejor formados y más naturales. La cirugía de reducción de senos es la única opción quirúrgica disponible que puede solucionar eficazmente esta anomalía. Las opciones no quirúrgicas prometen mucho, pero pueden hacer muy poco o nada para aliviar al paciente. Cabe señalar que si los problemas de senos excesivamente grandes no se tratan adecuadamente tan pronto como sea posible, el tiempo y la gravedad agravarán la flacidez y su apariencia caída.

La cirugía de reducción de senos trata la condición eliminando el exceso de grasa, piel y tejidos glandulares. Esto lleva a una gran diminución en el tamaño de los senos. La cirugía es realizada de forma ambulatoria bajo anestesia general. Como es un procedimiento quirúrgico que involucra incisiones en los senos y eliminación de piel y tejido, esto implica riesgos y complicaciones.

La técnica utilizada para este tipo de reducción de senos requiere varias incisiones e involucra la reubicación del pezón y la eliminación de tejido, grasa y piel sobrante. Luego, las incisiones son suturadas y vendadas. Por lo general, la cirugía dura 2-3 horas después de la cual, el paciente puede ir a casa si sus signos vitales permanecen estables.

Los estudios ya han establecido que la cirugía de reducción de senos es muy eficaz y ofrece resultados impresionantes. La mayoría de los pacientes están satisfechos con los resultados. Después de la cirugía, el dolor común y las molestias asociadas con la hipertrofia de los senos desaparecen inmediatamente. Como bonificación, el paciente obtiene un incremento de confianza y autoestima, que también puede traducirse en un nuevo deseo de participar activamente en la vida y proporcionar una mayor productividad en la vida profesional del paciente.

Cuando se trata de una cirugía de reducción de senos, hay diferentes técnicas y enfoques para hacerlo. Las técnicas más comunes son la liposucción, la reducción vertical y la reducción ancla. La técnica de liposucción es la menos invasiva e implica el uso de la liposucción para eliminar las células de grasa de los senos. Este procedimiento es bueno para los pacientes que sólo quieren lograr una reducción mínima en el tamaño de los senos.

La técnica vertical es recomendada para una reducción moderada en el tamaño de los senos. No sólo disminuye el tamaño de los senos, sino que también elimina la piel flácida. Esta técnica utiliza dos incisiones: una alrededor del extremo de la areola y otra verticalmente en el centro desde la base de la areola hasta el pliegue inframamario. La técnica vertical crea unos senos mejor formados y una mejor longevidad de la forma de los senos.

La técnica tradicional o de ancla requiere tres incisiones. La primera incisión se realiza alrededor de la areola. La segunda incisión está verticalmente hacia abajo en el centro del seno hasta el pliegue mamario y la tercera es una incisión horizontal a lo largo del pliegue de mamario por debajo del seno. Si usted está buscando una reducción significativa en el tamaño de sus senos, esta es la técnica que puede ofrecer los resultados estéticos más impresionantes.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors