0%

¿Cómo tratar cicatrices queloides e hipertróficas después de la cirugía plástica


¿Cómo tratar cicatrices queloides e hipertróficas después de la cirugía plástica

Introducción

La formación de una cicatriz después de cualquier cirugía plástica es un fenómeno normal. Esta ocurre debido a que hay una lesión en la piel causada por la incisión que se hace. Las personas pueden tener diferentes cicatrices incluso si se hacen la misma cirugía porque las cicatrices son también afectadas por otros factores, tales como, la genética, la edad y como las heridas sanan.

Aquellas personas que se hicieron una cirugía plástica pueden desarrollar cicatrices atróficas, hipertróficas o queloides. Las cicatrices hipertróficas y queloides son las más obvias, es por eso que la mayoría de las personas que las desarrollan buscan tratamientos para ellas. El tratamiento para las cicatrices varía dependiendo de qué tipo de cicatrices desarrollas, pero también hay algunos tratamientos que pueden ser usados en diferentes tipos de cicatrices.

Las cicatrices queloides pueden ser tratadas con esteroides, crioterapia, terapia de presión, cirugía, tratamientos laser y medicación citotóxica. Las cicatrices hipertróficas por otra parte, pueden ser tratadas como terapias de masajes, hojas de silicona, esteroides y cirugía.

Los tratamientos solamente ayudarán cuando la cicatriz está presente pero sería muchísimo mejor si los pacientes no esperarán a que las cicatrices se desarrollen completamente antes de tratarlas. Si la formación de la cicatriz se minimiza, será mucho más fácil tratarla porque será más pequeña. Algunas formas de minimizar las cicatrices serian por ejemplo, dejando de fumar y de consumir bebidas alcohólicas, tener una hidratación apropiada, una adecuada nutrición, evitar tensión sobre la herida, prevenir la infección de la herida y usar las hojas de silicona.

Las cicatrices y la cirugía plástica

El aumento de seno, el levantamiento de seno, la abdominoplastia, el aumento de glúteos y el levantamiento de glúteos brasileño son algunos ejemplos de las cirugías plásticas que pueden llevar a la formación de cicatrices en el cuerpo. Todas las cirugías plásticas incluyendo las menores pueden causar que algún tipo de cicatrices ocurra. Esto se debe a que las cicatrices aparecen cuando existe un daño en la piel. El grado de cicatriz se ve afectado por varios factores, tales como, el perfil genético del paciente, su localización en el cuerpo, la edad del paciente y como sana la herida.

Algunas afortunadas personas, pueden terminar con una cicatriz atrófica que es una cicatriz descolorida y plana. Otras personas podrían formar cicatrices queloides que son redondas o irregulares y gruesas en forma, que crecen mucho más allá de la incisión. Con el tiempo, las cicatrices usualmente se vuelven más claras y disminuyen su tamaño. Algunos pacientes pueden vivir con estas cicatrices, pero hay otros cuyas cicatrices son tan obvias que un tratamiento es necesario para minimizarlas.

Tratamientos para las cicatrices

Los diferentes tipos de cicatrices que puedes obtener después de los diferentes procedimientos quirúrgicos pueden ser tratados para hacerlos más invisibles. Esto se hace especialmente para personas que sienten que no pueden vivir con las cicatrices, ya que no pueden soportar como se ven. Las cicatrices que son demasiado obvias pueden afectar la autoconfianza de la persona y la imagen de sí mismos, que es lo opuesto a lo que las personas que se someten a la cirugía plástica esperan.

Para tratar efectivamente las cicatrices, es importante identificar que tipo de cicatriz tienes primeramente. Las diferentes cicatrices pueden ser tratadas de manera diferente también, a pesar de que puede haber tratamientos que funcionen para todos los tipos de cicatrices.

Tratamiento para las cicatrices queloides

Las cicatrices queloides son unas de las más extensas y obvias cicatrices que se pueden formar. Ellas son tratadas para prevenir que crezcan continuamente. Aquí tienes algunos de los tratamientos disponibles para las cicatrices queloides:

-Esteroides: Los esteroides pueden ser usados en el tratamiento de las cicatrices queloides inyectándolos directamente en el tejido de cicatriz o haciendo uso de unas cintas de esteroides que se pegan a la cicatriz durante 12 horas al día. Los esteroides pueden ayudar con el ardor y la sensación de quemadura que las cicatrices causan. También pueden ayudar a disminuir el enrojecimiento de la cicatriz.

-Crioterapia: Este tratamiento congelará la cicatriz a través de un medicamento. Este tipo de tratamiento puede también ser usado en conjunto con inyecciones de esteroides. Cuando se usa tempranamente, puede ayudar a prevenir el crecimiento de la cicatriz queloide.

-Terapia de presión: Aplicar presión en la cicatriz queloide puede ayudar a prevenir que empeore. En este tratamiento, se hace un vendaje y se cubre la cicatriz por 12 horas al día. Este tipo de tratamiento toma un largo tiempo y puede ser hecho por unos meses.

-Cirugía: El procedimiento quirúrgico puede ser usado para tratar las cicatrices queloides. A través del mismo, las cicatrices queloides existentes se remueven pero es posible que todavía se forme una cicatriz queloide aún más grande. Para prevenir esto, otros tratamientos serán hechos después de la cirugía para asegurar que la cicatriz queloide no crezca. Los cirujanos usarán la menor cantidad de suturas posibles para cerrar la herida efectivamente y para que la posibilidad de la formación queloide efectivamente disminuya.

-Tratamiento Laser: Existen diferentes tipos de tratamientos laser disponibles en el mercado pero el mejor tratamiento laser para las queloides todavía se está estudiando. Los laser de colorante pulsado son efectivos para aquellas personas que tienen piel clara. Para aquellas personas con piel más oscura, el láser de colorante pulsado también puede ser usado, pero solo disminuirá el enrojecimiento del queloide. También están los laser de monóxido de carbono que pueden ser usados en combinación con los tratamientos de inyecciones de esteroides para minimizar las cicatrices queloides.

-Medicamentos citotóxicos: Este tipo de medicamento es usualmente usado para prevenir el crecimiento de las células cancerígenas, pero también puede ser inyectado en la cicatriz para minimizarla. Un efecto secundario de este tratamiento es que pueden surgir áreas más pálidas en la piel y puede haber dolor en la cicatriz.

Tratamiento para las cicatrices hipertróficas

Las cicatrices hipertróficas son menos severas que las cicatrices queloides pero ellas también pueden ser poco placenteras. Existe la posibilidad de que este tipo de cicatriz mejore naturalmente por sí sola, pero esto pasará muchos años después de la cirugía. Aparte de esperar la posibilidad de que las cicatrices hipertróficas se mejoren por sí mismas, los pacientes con este tipo de cicatriz pueden también seguir los siguientes tratamientos:

-Terapia de Masajes: Este es el más sencillo y económico tratamiento que puede ser usado en las cicatrices hipertróficas. Aplicando presión y masajeando las cicatrices sanas, su apariencia mejorará. También hay fajas de presión que pueden ser usadas para aplicar presión en la cicatriz constantemente.

-Hojas de Silicona: Las hojas de silicona ayudan a aplanar la cicatriz mientras aseguran que continúe húmeda. Es un tratamiento libre de dolor que es bastante común, disponible y económico.

-Esteroides: Los esteroides tópicos o inyectables pueden ser usados como tratamiento para las cicatrices hipertróficas. Las inyecciones pueden usarse cada 2-6 semanas dependiendo de la cicatriz. Esto ayudará a aplanar y minimizar la coloración oscura de la misma.

-Cirugía de revisión de la cicatriz: Las cicatrices hipertróficas así como las cicatrices queloides pueden también ser tratadas con cirugía. La cicatriz existente será removida y la apertura de la herida será suturada más cuidadosamente para prevenir que se forme otra cicatriz hipertrófica o queloide. También será tratada con esteroides para minimizar la cicatriz que se formará. La cirugía de revisión de la cicatriz no puede remover completamente la cicatriz; puede solamente remover la cicatriz previa y reemplazarla con una mucho menos visible.

Minimizando la formación de la cicatriz

Antes de hacerte una cirugía plástica, sería una buena idea hacer toda la investigación posible acerca de cómo minimizar la formación de cicatrices desagradables. Saber esto puede ayudarte a asegurar que las cicatrices sean mínimas incluso antes de que se formen. Es obvio que prevenir su formación sería mucho mejor que buscar tratamientos después de que ya se han formado, por lo cual aquí tienes algunas cosas que pueden ser hechas para minimizar la formación de la cicatriz después de la cirugía.

-Deja de fumar: Fumar no solamente causa daño a tu cuerpo, sino que también le impide sanar bien. Las personas que fuman tienen una mayor posibilidad de que se formen cicatrices más obvias. Al dejar de fumar, no solamente ayudas a disminuir el grado de la cicatriz, sino que también ayudas al cuerpo a sanar más eficientemente.

-No consumas bebidas alcohólicas: Consumir alcohol tiende a deshidratar el cuerpo y esto no es lo mejor cuando existe una herida que necesita sanar. A parte del alcohol, también es bueno evitar consumir bebidas con cafeína.

-Hidrátate: A pesar de que tienes que evitar el café y el alcohol mientras sanas, debes asegurarte de que tu cuerpo este lo suficientemente hidratado. Consume muchos fluidos, como agua y jugos de frutas. Esto ayudará a que los procesos normales del cuerpo ocurran y que el proceso de sanación se desarrolle bien. Un cuerpo adecuadamente sano tiene más probabilidades de desarrollar menos cicatrices obvias.

-Una apropiada nutrición: A parte del consumo de líquidos, deberías también asegurarte de que tu cuerpo este apropiadamente nutrido para que pueda sanar bien. Una combinación balanceada de frutas, vegetales, proteínas y carbohidratos debe estar en tus comidas todos los días.

-Evita las infecciones: El cuidado apropiado de la herida ayuda a prevenir el desarrollo de cualquier infección. Cuando las heridas se infectan, pueden crecer en tamaño y la sanación es mucho más difícil, lo que lleva al desarrollo de cicatrices más largas y prominentes.

-Evita la tensión: Es importante evitar que la herida se tense cuando está todavía sanando para asegurar que se recupere apropiadamente. Es por esto que el uso de los trajes de compresión es recomendado después de la cirugía.

-Hojas de silicona: Estas pueden ser usadas en cicatrices existentes para aplanarlas, pero también pueden ser usadas para prevenir su formación. Evitan que la herida se reseque y ejercen una pequeña presión para prevenir la formación de una cicatriz prominente.

Conclusión

Las cicatrices se forman a medida de que el cuerpo sana el daño en la piel debido a la cirugía plástica. Cada persona tiene cicatrices diferentes porque las mismas son afectadas por diferentes factores, tales como, la genética de la persona, la edad y como la herida ha sido cuidada.

Existen tres tipos de cicatrices que se pueden formar después de una cirugía, la cicatriz atrófica, la cicatriz hipertrófica, y la cicatriz queloide. La cicatriz queloide puede ser tratada con el uso de esteroides, terapia de presión, crioterapia, tratamientos laser, cirugía o medicamentos citotóxicos. Las cicatrices hipertróficas, por otra parte son tratadas con terapia de masajes, esteroides, hojas de silicona o cirugía.

A parte del tratamiento de las cicatrices obvias, sería mucho mejor si la formación de la cicatriz se minimizara incluso antes de que la herida sane. Para poder hacer esto, a los pacientes se les aconseja dejar de fumar, no consumir alcohol, mantener el cuerpo hidratado y apropiadamente nutrido, evitar la tensión y la infección en el sitio de la herida y usar las hojas de silicona.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors