0%

Cuando la cirugía plástica puede cambiar vidas


Cuando la cirugía plástica puede cambiar vidas

Introducción

La cirugía plástica y los procedimientos cosméticos son técnicas que cambian, reconstruyen y mejoran la apariencia del paciente. Algunos procedimientos cosméticos como la eliminación de arrugas con Botox o el aumento de senos con implantes de silicona se han vuelto muy populares en todo el mundo. Hay razones innumerables de por qué las personas escogen tener una cirugía plástica. Algunos lo hacen para arreglar desfiguraciones debidas a quemadas u otros traumas, para fines reconstructivos después de una mastectomía, para corregir imperfecciones genéticas, para cambios de imagen después del parto, o para mejorar su situación profesional, social y personal.

La tipología de la cirugía plástica

La cirugía plástica incluye intervenciones quirúrgicas realizadas para fines reconstructivos o estéticos. El tratamiento quirúrgico reconstructivo usualmente es utilizado para mejorar la apariencia de cicatrices, la piel u otras partes del cuerpo que han sido sometidos a traumas, otros tratamientos quirúrgicos, enfermedades o defectos congénitos.

Estas imperfecciones pueden tener un fuerte impacto en la vida diaria, vida social, oportunidades de trabajo, elecciones de estilo de vida e incluso en la autoestima de la persona. Los pacientes usualmente escogen someterse a tratamientos de cirugía plástica si no están felices con la apariencia de una o más partes de su cuerpo. Puede ser tan simple como la forma de la nariz, senos pequeños, glúteos planos o excesos de grasas en flancos y abdomen. Estas imperfecciones puede que no les molesten a algunas personas, pero para otras, puede ser la razón de sentimientos de inseguridad, baja imagen personal y falta de confianza. Para estas personas, la cirugía plástica es un método de tratamiento metódico y efectivo que puede cambiar sus vidas literalmente.

Motivación para someterse a la cirugía plástica

Para muchas personas, el aspecto físico influye fuertemente y juega un papel importante en la creación de una autoimagen normal. Como escritor latino, Publilius Syrus una vez dijo, “un rostro hermoso es una recomendación muda”, así que si, las apariencias y formas importan y pueden afectar la autoestima y cómo otros te perciben. Créeme, no hay nada de malo en querer cambiar tu apariencia física, para corregir imperfecciones y lograr la mejor apariencia posible. Muchos en realidad hacen esto todos los días al escoger un estilo de vida saludable, siguiendo un régimen de alimentación saludable y haciendo ejercicio regularmente para mantenerse en forma. Sólo unos pocos de estos tipos optan por cirugía plástica y esto es debido a que están muy contentos con sus apariencias y formas y no hay nada en lo que la cirugía plástica los pueda ayudar.

Cabe señalar que algunas de esas personas que hacen ejercicio regularmente en un gimnasio o son activas en los deportes realmente no obtienen como resultados glúteos bien formados o senos más grandes. La dieta y los deportes pueden mejorar ciertas partes del cuerpo, pero no realmente hasta el punto en que lo puede hacer la cirugía plástica.

Sin embargo, la cirugía plástica no lo es todo para las personas que están completamente insatisfechas con su apariencia física. Estos son los tipos que no estarán satisfechos después de una sola intervención de cirugía plástica. Estos son los tipos que probablemente se volverán adictos a la cirugía plástica, sometiéndose a una cirugía plástica después de la otra. Esto puede ser especialmente dañino para el cuerpo y el estado emocional del paciente, sin mencionar que, también es extremadamente costoso. Es por esto que no podemos exagerar la importancia de tener expectativas realistas en cuanto a mejoras en la apariencia después de la cirugía. Al mismo tiempo, es importante para los pacientes entender que el aspecto físico es sólo una pequeña parte de lo que ellos son como persona. La belleza no sólo se trata de tener un hermoso rostro y cuerpo. No puede ser el criterio para medir lo que vale una persona.

La motivación representa un factor importante en decidir someterse a la cirugía plástica. Así como con cualquier otra cirugía, estos tipos de intervenciones involucran riesgos, complicaciones y un gasto considerable. Por encima de eso, puede cambiar permanentemente la apariencia del paciente, y en algunos casos, en una forma inesperada. Sólo piense en cuántos casos de procedimientos de senos abultados y glúteos ha visto en la TV últimamente o cuántas celebridades son modelos de carteles para cirugías que pueden ir terriblemente mal. Con eso dicho, el paciente realmente debe tener una motivación fuerte y válida para escoger la cirugía plástica y esta decisión nunca debe ser hecha por un capricho o un impulso. Esta es una decisión muy personal que sólo un paciente puede hacer después de una investigación considerable y completa aceptación de los riesgos y complicaciones involucrados.

Como una norma, las personas que no están felices con su apariencia primero buscarán opciones cosméticas menos invasivas. Por ejemplo, el mercado está inundado con maquillaje que puede ocultar arrugas, cicatrices u otras modificaciones de piel. Si el problema es la forma del cuerpo, a veces puede ser arreglado al escoger el corte, estilo y material adecuado que puede camuflar las fallas. Un régimen de alimentación saludable y ejercicios también pueden ayudarle a tonificar y remodelar el cuerpo hasta un cierto punto. Si a pesar de todas estas medidas, las llamadas imperfecciones aún le están molestando y afectan su estado emocional y mental, entonces puede comenzar a considerar seriamente la cirugía plástica. Normalmente, si usted escoge a un cirujano certificado, los métodos quirúrgicos usualmente le llevarán a los resultados físicos deseados que aumentarán su moral e incrementarán su confianza.

Hemos tenido pacientes que pasan por procedimientos de “mommy makeover” y sienten que recuperaron sus vidas de nuevo. Antes de eso, habían perdido la esperanza de recuperar sus cuerpos como estaban antes del embarazo, años antes del parto o de múltiples embarazos. Su estilo de vida y calidad de vida pasaron por cambios juntos con sus cuerpos. Se volvieron menos inclinadas a involucrarse socialmente o profesionalmente. Esto no es poco común. A menudo, cuando no luces bien, no te sientes bien y esto se traduce en disminución de la autoestima e aislamiento. Para estos pacientes, la cirugía plástica fue transformadora. Felices con los resultados de su cirugía, han experimentado un incremento en su confianza, una mejora de su salud física, sin mencionar una nueva perspectiva y entusiasmo por la vida.

También hemos tenido mujeres que vienen a nuestras instalaciones pidiendo procedimientos de mejora corporal después de un divorcio difícil o un rompimiento. Algunas se sentían deprimidas y querían un cambio mientras otras querían una nueva apariencia porque estaban emocionadas por lo que les esperaba en el futuro. Estas no son mujeres en sus veintes, así que la cirugía plástica puede crear un impacto apreciable en sus cuerpos. Después de pasar por procedimientos como el tummy tuck, liposucción, procedimientos de aumento de senos y glúteos e incluso procedimientos de levantamiento corporal, ellas alegaron que se sentían renacidas, como si les hubieran dado una nueva oportunidad en la vida. Estos son sólo algunos ejemplos de cómo la cirugía plástica puede cambiar la vida de una persona, además de su invaluable propósito reconstructivo.

Los riesgos de la cirugía plástica

La decisión de someterse a cirugía plástica no debe tomarse a la ligera. Cualquier intervención quirúrgica involucra ciertos riesgos y complicaciones. No hay garantías de que el paciente tendrá los resultados deseados. La recomendación del cirujano plástico es esencial para evaluar correctamente los riesgos y beneficios del tratamiento de cirugía plástica.

Aunque la mayoría de las intervenciones de cirugía cosmética implican riesgos mínimos, ningún procedimiento es 100% seguro. Los riesgos pueden variar dependiendo del tipo de procedimiento y pueden variar desde cicatrices apenas visibles hasta infecciones e incluso la muerte. Las complicaciones severas también son raras, pero pueden ocurrir.

Optar por someterse a una cirugía plástica electiva puede someter a un paciente a riesgos de salud innecesarios. Vale la pena repetir que es crucial para el paciente evaluar cuidadosamente las ventajas y desventajas de la intervención.

Uno de los mayores riesgos que un paciente necesita considerar es que la intervención de cirugía plástica podría no proporcionar los resultados deseados, y esto puede llevar a incluso más insatisfacción. Cuando esto ocurre, cirugías de revisión adicionales podrían ser necesarias para corregir el resultado de la cirugía inicial. Tenga en cuenta que, en la mayoría de los casos, los resultados de las intervenciones cosméticas son irreversibles y algunas veces permanentes.

Recuperación postoperatoria después de la cirugía plástica

Algunas intervenciones de cirugía plástica son procedimientos sencillos tales que el paciente puede reanudar sus actividades normales después de la cirugía. Otros podrían requerir un periodo de recuperación más largo que va desde unos días hasta varias semanas. El cirujano plástico aconsejará al paciente sobre el período de recuperación estimado antes de la programación de la cirugía para que el paciente pueda organizarse para estar tiempo fuera del trabajo o para que alguien lo ayude en las tareas domésticas.

El periodo de recuperación después de la cirugía plástica es una preocupación importante para los pacientes y esto debe ser discutido profundamente con el cirujano plástico. Algunos pacientes están preocupados por si tomará meses antes de que puedan regresar a sus trabajos así que este problema necesita ser solucionado claramente.

Conclusión

Durante los años, ha sido claramente demostrado que la cirugía plástica puede mejorar y transformar increíblemente la apariencia del paciente. Los avances en los métodos y la tecnología le permiten al paciente obtener beneficios físicos y emocionales del procedimiento.

Con la ayuda de la cirugía plástica, usted prácticamente ahora puede cambiar la forma, tamaño y aspecto de cualquier parte de su cuerpo.

¿Molesto por los depósitos de grasa en sus pantorrillas, abdomen o muslos? ¡No se preocupe! ¡Una simple intervención de liposucción puede darle a su cuerpo una nueva forma, más firme y mejor contorneada que lo harán lucir increíble en cualquier atuendo!

¿Tiene piel flácida y caída en su abdomen debido a una pérdida de peso masiva o múltiples embarazos? Los procedimientos de tummy tuck le darán ese abdomen plano y tenso de sus sueños o el abdomen delgado y firme que tenía antes del embarazo.

Un procedimiento de aumento de senos puede añadir volumen a sus senos y restaurar la apariencia juvenil mientras que un aumento de glúteos puede darle el trasero sexy y bien formado que crea una silueta más curvada y atractiva.

En realidad, la cirugía es un cambio de vida, ya sea que lo haga por razones reconstructivas o estéticas. Cuando luces bien, en consecuencia, te sientes bien y esto puede incrementar significativamente la autoestima y aumentar la confianza lo que resulta en una mejor calidad de vida. Los efectos físicos y psicológicos que la cirugía plástica puede traer son innumerables. Puede significar avances en la vida profesional o personal de una persona como avances en su carrear o quizás, un nuevo compañero de vida como resultado de una apariencia mejorada y más atractiva.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors