0%

Masaje Después del Procedimiento de Aumento de Seno


Masaje Después del Procedimiento de Aumento de Seno

Introducción

El aumento de senos es un procedimiento de cirugía plástica que mejora la apariencia general de las mujeres esculpiendo y aumentando el tamaño de los senos. Muchos cirujanos plásticos recomiendan masajear tus senos después de la cirugía. Dicho esto, el tipo de masaje después de un aumento de seno es diferente de un masaje ordinario.

Practicantes bastante hábiles realizan masajes especiales llamados masaje de drenaje linfático. Este masaje es hecho para prevenir la acumulación de líquido linfático y la formación de la contractura capsular en el área quirúrgica. Es un masaje médicamente específico que les da alivio a las pacientes sin interferir con el proceso de recuperación de las heridas.

Post-Operación: Beneficios del Masaje

Varios estudios confirman que el masaje de drenaje linfático tiene numerosos beneficios. El masaje no sólo relaja los músculos, sino que además refuerza al sistema inmune para luchar contra enfermedades e infecciones. El masaje después del aumento de seno también ayuda a disminuir la tasa de contractura capsular. Incluso, mantiene los senos suaves y naturales.

De hecho, el masaje de drenaje linfático después de una cirugía de aumento de seno puede acelerar el proceso de recuperación y mejorar los resultados estéticos. El masaje involucra el uso de movimientos suaves y de presión para mover los fluidos lejos del área de los senos. También ayuda a aliviar el dolor y la incomodidad normalmente experimentada por las pacientes después del aumento de seno.

Con sólo 2 a 3 sesiones de masaje, verás beneficios maravillosos. Aparte de disminuir la inflamación y los hematomas, el masaje también puede ayudar a disminuir la extensión de las cicatrices y prevenir las complicaciones asociadas a ellas.

Masajes dependiendo del tipo de implantes de seno

El masaje de seno no es recomendable para mujeres que tienen implantes texturizados, porque puede afectar de forma negativa los resultados. Los implantes texturizados están designados para ser ubicados y posicionados en una zona específica para que la cápsula se desarrolle alrededor de ellos, por lo que el masaje sería perjudicial para el proceso de sanación.

Por el otro lado, el masaje es recomendado para pacientes que tienen implantes de solución salina o implantes de silicona sin textura. También es positivo para pacientes con implantes ubicados bajo el músculo del seno. En cuanto a mujeres con implantes no texturizados ubicados sobre el músculo del seno, también se pueden beneficiar del masaje linfático de drenaje.

El objetivo del masaje de drenaje linfático es apoyar al implante. El masaje genera algo de movimiento en el implante, pero al mismo tiempo, permite que el implante se acomode bajo el músculo del seno a medida que la cápsula se desarrolla. Hacerlo ayuda a situar el implante en la posición ideal y adecuada, evitando por lo tanto la contractura capsular con este proceso.

Además, masajear el área del seno prevendrá la ondulación de los implantes. Esto ocurre mayormente en pacientes que tienen una musculatura completamente desarrollada. También es importante entender que mientras que algunos implantes terminan en los lugares intencionados luego de 3 a 4 semanas después del procedimiento, otros implantes pueden necesitar de 2 a 3 meses para asentarse. Un implante puede incluso posicionarse antes que el otro. Esto es absolutamente normal, y no deberías preocuparte por ello.

¿Cuándo deberías realizarte el masaje?

Tu cirujano plástico te dará mejores instrucciones sobre cuánto tiempo deberías esperar después de la cirugía de aumento de seno para realizarte el masaje de drenaje linfático. Después de examinar tus necesidades estéticas, tu recuperación y tu salud general, el cirujano podrá decirte el momento exacto para realizarte el masaje.

Generalmente, se le dice a la mayoría de las pacientes que esperen por al menos 6 semanas después del aumento de seno para realizarse el masaje. Esto se debe a que la forma en que el masaje es hecho puede impedir tu recuperación. Durante el masaje de drenaje linfático, se te pedirá mantenerte boca arriba por unos minutos mientras que el profesional masajea tus senos. Esto significa que el peso y la presión pueden mover al implante. Por lo tanto, es mejor esperar por lo menos 6 semanas.

¿Es el masaje necesario después del aumento de seno?

El masaje de drenaje linfático tiene el objetivo principal de prevenir que ocurra la contractura capsular. Esta es una condición en la cual el tejido de cicatriz alrededor del implante causa que los senos se endurezcan, y al mismo tiempo los hacen sentirse y verse diferentes.

Los doctores tienen diferentes opiniones con respecto a este masaje. Hay muchos doctores que piensan que si bien el masaje de drenaje linfático después de aumento de seno no causa daño, tampoco genera beneficios impresionantes. Algunos doctores incluso argumentan que el masaje puede ser doloroso para las pacientes. Luego están algunos cirujanos plásticos que no recomiendan el masaje linfático porque creen que es innecesario, especialmente cuando ven que sus pacientes tienen un menor riesgo de desarrollar contractura capsular. Se sienten más cómodos prescribiendo medicamentos en caso de contractura capsular porque creen que es simplemente la reacción del cuerpo a objetos foráneos en el mismo. Otra razón por la que los cirujanos no ven la necesidad para este masaje es que hacen cápsulas lo suficientemente grandes para acomodar la posición de los implantes.

A pesar de esto, la mayoría de los cirujanos recomiendan el masaje linfático después de aumento de seno, porque ven múltiples beneficios para la paciente.

Antes de realizar el masaje, las pacientes deberían discutir los beneficios y potenciales complicaciones del masaje de drenaje linfático con sus cirujanos y si es necesario para ellas. Si tu cirujano está a favor del masaje para los senos, ellos se asegurarán que la técnica esté diseñada especialmente para tus necesidades.

Precauciones durante el masaje de senos

Es seguro yacer de espaldas durante el masaje linfático, pero ten cuidado con el tiempo porque deberías limitar cuánto tiempo estás de espalda. Deberías colocar un cojín bajo tu mentón y brazos, y una toalla o almohada bajo tu cuello y axilas ya que esto ayudará a transferir la presión desde de tus senos y pecho. No hay problema en decirle al masajista que use presión leve en tus hombros y zona alta de la espalda.

Conclusión

En resumen, el masaje linfático aporta una serie de beneficios para la paciente. Ayuda a prevenir la contractura capsular, disminuir la inflamación, y acelerar el proceso de recuperación. Si calificas para el masaje de senos depende del tipo de implante que tienes. Es mejor buscar el consejo de tu cirujano y debes recordar, el masaje sólo puede realizarse por lo menos seis semanas después de la cirugía de aumento de seno.

COMPARTE
Play Cover Track Title
Track Authors